Javiera Mansilla, de 84 días, oriunda de Chiloé, presentó una complicación, porque el hígado trasplantado comenzó a calcificarse. Ministro Mañalich sostuvo que la pequeña sufrió hace 3 días un deterioro en su estado, pero “está mejorando”.

 

foto_0000000120130816162102

Los avances experimentados en el posoperatorio por la niña Javiera Mansilla, de 84 días, que fuetrasplantada de hígado el 22 de julio pasado en laClínica Las Condes experimentaron un retroceso, porque el órgano injertado comenzó a calcificarse.

El ministro Jaime Mañalich dijo este viernes que la menor sufrió un deterioro en su estado, hace 3 días, pero “está mejorando”.

La criatura, oriunda de Chiloé, que padecíahemocromatosis, una enfermedad que consiste en la acumulación de fierro en los tejidos, recibió el órgano de una mujer de 47 años, el que fue reducido.

El secretario de Estado señaló que, según los análisis realizados, “la niña necesitaría un nuevo trasplante sin urgencia”. No obstante, destacó que existe “preocupación a futuro con ese injerto”

“ATENTOS A SU EVOLUCIÓN”

El parte médico emitido por la Clínica Las Condes da cuenta que “los exámenes que se han realizado a la menor indican que el estado de salud de Javiera ha sido delicado, pero por el momento se descarta la posibilidad de que sea retrasplantada de forma urgente”.

Se indicó que “la naturaleza de su intervención y los exámenes realizados, definen un permanente monitoreo. Esta conducta se mantendrá y estaremos atentos de su evolución para definir conductas terapéuticas, entre ellas un potencial retrasplante”.

Los médicos hicieron hincapié en que “si su condición se llegara a deteriorar, se procederá a evaluar todas las opciones para su mejoría, entre ellas la posibilidad de intervenirla en un futuro”.

Use Facebook to Comment on this Post

Category:

NACIONALES, PORTADA

Comments are closed.